abril 30, 2015 | In: Mente de Colmena

La moral atea

juicio-moralEn estos días estuve reflexionando mucho sobre mi reconocimiento humanista y mi confesión sobre el ateísmo y la profunda insatisfacción que me causa pensar que la religión católica ha permeado todo lo que ha sido mi vida desde el principio.  Crecí y me eduqué en un colegio netamente católico, manejado por una comunidad de ‘monjes’ que siguen a un santo que solo conocen en Francia, no entraré en los detalles, pero si quiero decir algo, mi infancia en Medellín en los años 80 fue un completo caos viendo la violencia que permeaba nuestras calles y se colgaba de todos los anaqueles de los poderes sociales incluyendo la iglesia, la política y la empresa.  Es una vergüenza que después de tantos años tengamos que decir esto, pero que clase de educación nos ofrecieron cuando la misma iglesia, la comunidad cristiana recibía en sus aulas a el hijo de uno de los personajes mas nefastos y violentos en la historia de Colombia, el narcotráfico había bañado de sangre nuestras calles y ahora entraba a nuestras aulas, y todo con la vehemencia de los que se conferían autoridad moral sobre lo que es bueno y lo que no, una verdadera vergüenza admitir que una de las raíces que causo mi disentimiento con la religión fue gracias a estos hechos, y que ahora después de tantos años ha reventado como un caudal de frustración y engaño, fue mucha el agua que pasó por debajo del puente pero ahora me atrevo a decir de frente que mi colegio fue como un modelo a escala del Cartel de Medellín, en el que pasaron todos los hijos de los principales narcotraficantes de este país y que sin un tapujo de sonrojo, los hermanos que dirigían estas aulas dejaron que estos personajes; que obviamente sin tener culpa de los delitos de sus padres pero si cargando con su terror a cuestas, nos hicieron a nosotros sus cómplices y de paso nos hicieron víctimas de su propio terror a escala, por eso no creo que una persona sea en realidad alguien con la autoridad moral para definir que esta bien o que esta mal.

[…]

Lo gracioso es que esta es la gente que estamos contratando en Medellín para hacer obras que la ingeniería paisa podría con creces hacer sin tanta demora, como pasa con el Tranvía de Ayacucho, y ahora los recíen empezados Parques del Río, que ya también van retrasados, retrasados como los españoles que creen que el solo gira al rededor de la tierra, que bruto póngale 0!

La encuesta bienal de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología reveló que el 25.1% de los encuestados cree que el Sol gira alrededor de la tierra. Un 30% de ellos asegura que los humanos convivieron con los dinosaurios, como lo cuenta la serie de caricaturas Los Picapiedra.El estudio se basó en 6.355 entrevistas recolectadas durante 2014. El 47% de los consultados, tanto hombres como mujeres, aseguró que el nivel de educación científica recibida es deficiente. Sin embargo dicen sentir admiración por el gremio de profesionales que se dedican a producir conocimiento. Los científicos fueron calificados en 4.4 sobre 5, y solo les ganan los médicos: 4.5 sobre 5.

Origen: Uno de cada cuatro españoles cree que el Sol gira alrededor de la Tierra

idolatriaHace poco leí una escalofriante noticia de Pakistán en la que una mujer fue lapidada hasta morir por una falsa acusación de quemar el Corán, libro sagrado de los musulmanes.  Quedé perplejo porque luego de investigar en detalle, se determino que las acusaciones de las que fue victima la mujer eran completamente falsas, e incluso que los altos jerarcas de la comunidad acompañados de la policía religiosa fueron quienes incentivaron a la masa a aplicar el bárbaro, brutal y salvaje castigo.  Lo mas doloroso del asunto, es que supuestamente la religión musulmán considera un pecado la idolatría y por esta razón, los talibanes destruyen los budas gigantes de Bamiya, o los de ISIL destruyen estatuas en los museos de Irak, el problema es que no van mas allá del asunto en particular y es completamente fuera de lugar que se les cuestione cuando es a el Corán al que se cuestiona, yo me pregunto si esto no es una simple rama de idolatría dibujada en una ferviente fe.

[…]

Si algún día los ateos terminan siendo mayoría en el mundo occidental, como lo indican algunas estadísticas, espero que pasen muchas cosas que no podré ver en vida, pero espero que mis descendientes traten mejor a los católicos de lo que ellos nos tratan ahora a nosotros, espero que los futuros ateos no críen a sus hijos en un odio en contra de los católicos, ni que se demonice a los futuros católicos por el solo hecho de tener unas creencias diferentes a las mías, identificándolos como inmorales.  Espero que no echen a sus hijos de casa meramente por atreverse a manifestar simpatía por el catolicismo, espero que no se elijan sistemáticamente políticos que saque leyes que restrinjan los derechos de los cristianos del futuro sobre la base de alguna especie de dogma secular.  En el corto plazo espero que los futuros católicos traten realmente mejor a los ates de lo que los tratan ahora.

[…]

Snohomish-County1Me declaro ‘apiegrande’, es decir que soy alguien que no cree en unicornios, para serles sincero no estoy completamente seguro de que estas criaturas no existan o puedan existir en un futuro, por lo que me declaro como una especie de ‘apiegrandista’ agnóstico reconociendo que el tema que creo es completamente separado de que tan confiado estoy en que mi creencia sea real.

Y como es que no creo en pie grandes? Encuentro que la evidencia de su existencia es bastante limitada, por lo que baso mi creencia de cara a la evidencia que se me pueda presentar, lo que también quiere decir que no pienso creer en algo solo basándome en la fe que tengo que exista.

En el plano de la zoología, soy consciente de que puede haber alguien que vaya a una gran expedición en los bosques de Canadá y regrese en poder de uno de estos animales, puedo ver a los científicos haciendo pruebas con la evidencia recolectada y clasificándolo como una nueva especie, y puedo hasta imaginarme expediciones futuras para capturar nuevos especímenes, según entiendo el estudio de las especies animales apenas ha descubierto menos de un 30% de las especies que realmente existen, pero que su mayoría están bajo el agua, si bien es cierto que hace 100 años los gorilas eran un mito, que fue explotado por películas como ‘King Kong’ es cierto que a la fecha nadie ha podido demostrar de manera contundente la existencia de un pie grande en las alejadas zonas boscosas de Canadá y EE.UU.  Si esto llegara a demostrarse, nuestra creencia estaría soportada por la evidencia, haciéndolo un hecho racional y en esto no tendría lugar la fe.

Pero soy un ‘apiegrande’ agnóstico como me he descrito porque no hace parte de mi identidad? Porque no me identifico como un creyente? No invierto mi tiempo en la falta de fe en estas criaturas? Me uno a grupos que que tampoco crean en estos animales? La respuesta a esto es corta y simple, los otros no me tratan con lástima porque no crea en pie grande, no enfrento discriminación, ni intolerancia, o discriminación por no creer en estas criaturas.  Nadie me tacha de inmoral por no creer o que me merezco un castigo eterno por lo que no creo.  No hay leyes ni libros que digan que uno deba creer en pie grandes para tener una agenda política.  Los candidatos a puestos políticos no complacen a sus votantes condenando rutinariamente a aquellos que no crean en estas criaturas, o pasando leyes que restrinjan nuestros derechos como no-creyentes de pie grande.  Le puedo decir a alguien que no creo en pie grande sin el riesgo de que nunca me vuelva a hablar, los adolescentes no están siendo echados de sus casas por no creer en pie grande como sus padres les dicen que crean.  Mi falta de creencia en estos animales no me ha afectado en mi vida personal ni me ha hecho sentir inseguro.

Lastimosamente, esta lista de formas que la gente no trata a otros mal porque no crea en pie grande podría ser mucho mas extensa de lo que se imaginan, sin embrago confío febrilmente que les he proporcionado suficientes formas para que me entiendan la idea, no tengo la necesidad de definirme como un ‘apiegrande’ porque esto es irrelevante en la forma como me tratan mis semejantes.  Y si esto fuera a cambiar, la forma en que soy percibido tampoco es que cambiase mucho (aunque probablemente sería percibido como un bicho raro por algunas personas, curioso no?).  Y si me preguntan si, lo mismo siento por el unicornio y el ratón Pérez.

Adaptado de Atheist Revolution